El ser humano es curioso por naturaleza, por este motivo a casi todos nos gusta saber, y sobre todo ver, cómo se hace una tarta, se pinta un cuadro, un telar, o cualquier otra cosa.

Partiendo de esta premisa, realizar pequeños vídeos dónde se explica un proceso, sea el que sea, siempre despiertan interés y es un buen elemento de apoyo para una conferencia, un programa de recursos humanos o quizás para el incentivo de empleados.