La ilustración es un gran recurso gráfico.

Explicar un producto, la manera de desmontarlo, montarlo, o quizás un trabajo que muestre las fases de implantación en un país o mercado de algún tipo de estrategia. Y en muchos casos, constituye un sustituto personal de la foto o una opción profesional ante la dificultad de realizar la fotografía.