En el momento que se realizó este trabajo, NutriCare había detectado una necesidad concreta dentro de sus programas de nutrición. Sus clientes demandaban programas más cortos para realizar ante la llegada del verano y perder esos kilos de más.

Con ese planteamiento se realizó este trabajo. Dentro de la caja se incluía todo el contenido del programa, los productos, las dietas a seguir, los ejercicios a realizar, la información de apoyo médico.

La red de ventas tuvo apoyo con charlas y reuniones regionales, además de inserciones en revistas.