Cada etiqueta, cada envase, cada cartel. Todo cuenta en la percepción que pueda tener el cliente de una marca.